Hacemos ver que Isla Puclaro es un lugar en formación, con árboles que recién están creciendo y una playa aún en estado agreste-natural. Recién llevamos trabajando desde el 2007 en el lugar. Aún nos faltan muchos objetivos por realizar. Nos encontramos en una primera etapa, conscientes de nuestras carencias y de todo aquello con lo que soñamos a futuro, pero felices de disponer de un lugar fantástico y privilegiado para convertirlo con los años en un verdadero paraíso. En cuanto al microclima que tenemos en Isla Puclaro, es importante sepan que las mañanas son soleadas y tranquilas. Es el momento propicio para nadar o navegar en kayak. Aproximadamente al mediodía comienza el característico viento que hace del Puclaro la delicia de windsurfistas y kitesurfistas. Este viento se detiene al atardecer, para entonces vuelve la calma y se empieza a desplegar la magia de la noche, con un cielo nítido y soñador que invita a la contemplación. Los windsurfistas, cuando el lago está lleno, pueden dejar en la playa de Isla Puclaro sus equipos para no tener que armar y rearmarlos cada día. El ambiente en Isla Puclaro es relajado, natural e informal. Nos interesa conservar la paz y tranquilidad natural del entorno. En estos años que llevamos en Isla Puclaro, hemos advertido el cambio del paisaje de acuerdo al nivel de agua del embalse: cuando éste se encuentra en su máximo nivel, el lugar asemeja una verdadera isla, como rodeada de agua. Cuando el nivel está bajo (como ahora, 2016) en un 60% de su capacidad, se aprecia un paisaje más rural, semejante a como era este sector de Elqui antes de la construcción del Embalse Puclaro.

 




KAJAK EN EMBALSE
 

PANORÁMICA DESDE BALCÓN (2013)